Cádiz, la tacita de plata: de dónde viene este nombre

cádiz la tacita de plata

La historia de cualquier urbe antigua tiene parte de leyenda, y la de una ciudad tres veces milenaria, no podría ser menos. A la ciudad de Cádiz se la conoce con cariño como: Cádiz la tacita de plata, desde hace más de 200 años. El origen de esa denominación tan evocadora queda a medio camino entre datos históricos, legendarios o costumbristas, que se prestan a múltiples interpretaciones.

Vamos a repasar las cuatro principales teorías sobre de dónde viene el nombre de Cádiz, la tacita de plata:

Cádiz la tacita de plata: etimología del nombre

Cádiz es el asentamiento fenicio más antiguo en Europa occidental. Su nombre en griego, Kado (κάδος), significa taza, vaso o recipiente. El diminutivo de kado, en la lengua ibérica primitiva, sería Cádiz, es decir: tacita o vasito.

¿Y la plata? La plata se relaciona con las columnas de Hércules que separan la península de África: el estrecho de Gibraltar. Según la mitología helénica serían de plata.

La orografía de Cádiz

Desde el punto de vista geográfico, por analogía, se cuenta que el casco antiguo de Cádiz, visto desde la bahía rodeado por agua, parece una taza sobre el platillo. La ciudad se asienta sobre una península y visualmente puede causar esa sensación al observador.

El color de Cádiz

Aquí existen otro par de versiones relacionadas entre sí con el denominador común de la luz del sol. La primera, se refiere al brillo plateado que adopta el Océano Atlántico. La otra teoría se basa en la costumbre antigua de encalar las fachadas para reflejar el sol y el calor. Las casas blancas al sol parecían resplandecer, y ese tono se relacionó con la plata.

La forma de taza de la ciudad sobre la península, o la etimología del nombre, aportan el otro elemento del apodo.

La riqueza de Cádiz

En el siglo XVII, Cádiz conoció una época de gran prosperidad y se convirtió en la ciudad más importante de España tras las grandes capitales. El traslado por parte de Felipe V de la Casa de Contratación para el comercio con las Américas, contribuyó a que la ciudad se llenara de gente importante y adinerada. De ahí, por extensión, denominarla como ciudad de plata.

Hay que tener en cuenta que, en esa época, el principal metal precioso que llegaba de América era la plata, pues el hallazgo de las minas de Potosí y su explotación alcanzaron su punto culminante a mediados del siglo XVII.

Cádiz la tacita de plata: ¿de dónde viene este nombre? ¿Cuál es la teoría correcta? Puede que todas tengan su parte de razón y se superpongan sus diferentes enfoques. De momento, hasta que no se descubran más fuentes fiables históricas, no existe una interpretación definitiva.