Todos estamos de acuerdo en que una de las ciudades más antiguas de occidente es Cádiz, con sus 3.000 años de historia.  Una de las grandes atracciones turísticas de Cádiz en los últimos tiempos son las playas, tanto para el disfrute y deleite de los visitantes que buscan relax, los que llegan atraídos por la amplia gama de deportes que se pueden practicar en ellas, y por supuesto los que nos visitan por nuestra amplia gastronomía.

Para los que nos gusta el turismo cultural, Cádiz es una de las ciudades que más posibilidades nos otorga y con varios museos que contienen un muestrario impresionante de obras de arte y piezas arqueológicas únicas, dejadas a lo largo de la historia, por las diferentes civilizaciones de la antigüedad que habitaron nuestra ciudad y nuestra provincia.

Tradicionalmente la fundación de Cádiz es ochenta años después de la guerra de Troya, sobre el siglo XIII a. C., pero parece que lo más cercano a la realidad es que se produjera en el XI a. C., aunque nunca se han encontrado yacimientos que verifiquen la edad de la ciudad y los más antiguos son del siglo VIII a. C.

Si vienes a Cádiz, ya sea con una visita guiada por la ciudad con nuestra oferta turística o sin guía, quieres disfrutar y conocer más su historia y te gusta visitar los museos para comprender y empaparte de cultura, te propongo siete museos para visitar en siete días. Si estás una semana de vacaciones en Cádiz puedes visitar uno o dos al día ya que alguno de ellos no tiene unas grandes dimensiones y no necesitan mucho tiempo para verlos.

Y no dudes en contactar con nosotros si quieres hacer una visita guiada por Cádiz para descubrir todos los rincones de nuestra ‘Tacita de plata’.

 

Museo de Cádiz

El origen del actual Museo de Cádiz se inicia con la Desamortización de Mendizábal en 1835 y el depósito en la Academia de Bellas Artes de la ciudad de una serie de pinturas procedentes de diversos conventos exclaustrados. Entre estas obras se encontraba la serie de Zurbarán procedente de la Cartuja de Jerez de la Frontera. Mientras, en torno a la Academia de Bellas Artes, a lo largo del siglo XIX, se fue aglutinando un núcleo de obras de la floreciente escuela de pintura gaditana, con los ecos finales del neoclasicismo, el romanticismo, el costumbrismo y el cuadro de historia.

 

Sarcófagos museo de Cádiz

 

El hallazgo casual en 1887 del sarcófago antropoide fenicio masculino en los terrenos de los Astilleros de Cádiz fue el punto de arranque de la colección arqueológica, lo que justificó la creación de un museo de esta naturaleza en la ciudad, que fue nutriéndose de los hallazgos de las propias excavaciones arqueológicas de aquellos momentos, donaciones de particulares y de los objetos que había reunido la Comisión Provincial de Monumentos Histórico Artísticos, creada a tal efecto por la legislación elaborada por los diferentes gobiernos liberales desde el reinado de Isabel II, tras la Revolución Gloriosa de 1868.

El museo ha conocido varias sedes a lo largo del tiempo, pero se estableció definitivamente en el edificio de la Plaza de Mina en 1935, ocupando sólo la planta baja y compartiendo sede con la Academia de Bellas Artes. No será hasta 1970 cuando se fusionen ambas instituciones en el actual Museo de Cádiz, incluyéndose también una Sección de Etnografía. A partir de 1980 se inicia una profunda reforma en el edificio a cargo del arquitecto Javier Feduchi.

Las colecciones del Museo de Cádiz tienen diversos orígenes:

Las obras que integran la Sección de Arqueología.

Las obras reunidas por la Academia de Bellas Artes de Cádiz a lo largo de los siglos XIX y XX, y que constituyen el núcleo de la Sección de Bellas Artes.

Por último, la colección de títeres de la Tía Norica fue adquirida por el Estado.

 

Yacimiento arqueológico ‘Gadir’

El Yacimiento Arqueológico de Gadir se estructura en diferentes planos que se corresponden a las distintas épocas de ocupación del asentamiento, destacando el trazado de calles, viviendas y utensilios correspondientes al siglo IX a.C. Se conservan un total de ocho viviendas distribuidas en dos terrazas y organizadas en torno a dos calles pavimentadas.

Museo Gadir

Además de estos restos fenicios se conservan construcciones de una factoría para la manufactura pesquera romana, con sus piletas para realizar pescado en salazón.

 

Museo de ‘Las Cortes de Cádiz’

El edificio en que radica el Museo se halla situado en la calle Santa Inés, en pleno centro del casco antiguo de la Ciudad y junto a la histórica iglesia-oratorio de San Felipe Neri (sede de las Cortes de Cádiz y lugar de discusión y aprobación de la famosa Constitución de 1812).

Museo de las Cortes de Cádiz

El Museo se halla dedicado a la Historia de Cádiz durante el siglo XVIII y primer cuarto del XIX , especialmente al Cádiz de las Cortes y a la Constitución de 1812. Por ello, sus fondos –de naturaleza muy variada- hacen referencia tanto a los principales eventos ocurridos en la Ciudad de entonces como a los personajes que los protagonizaron. De entre los objetos expuestos, descuella la amplia serie de retratos al óleo de gaditanos insignes y de visitantes ilustres. La mayoría de estos lienzos han conservado sus marcos originales y, en buena parte de los casos, constituyen la única o la mejor representación conocida de dichas personalidades.

 

Museo litográfico de Cádiz

En el Museo Litográfico se encuentra el conjunto litográfico del s. XIX más completo de España. Cuenta con numerosas prensas de diferentes técnicas y modelos, más de mil piedras litografiadas, mesas de diseño y dibujo, pantógrafos, guillotinas, útiles de encuadernación, etc.

Museo litográfico de Cádiz

Tiene su origen en la antigua litografía alemana de Cádiz, que se instaló en 1861 y que estuvo en funcionamiento para la impresión artística hasta finales del siglo XX.

Es uno de los pocos museos de este género que existen en España y el más completo, todo un hito también a nivel internacional. Porque alberga más de un millar de piedras litografiadas, mesas de diseño, pruebas de imprenta y guillotinas para reproducir textos e imágenes de forma manual e industrial y con una calidad excepcional. Cuenta además con reliquias que todavía funcionan en manos de artistas grabadores y especialistas.

 

Museo Iberoamericano del Títere

El Museo del Títere es un espacio que tiene como principal objetivo exhibir, documentar y preservar la memoria de la actividad de titiriteros, compañías, artesanos y creadores tanto españoles como del resto del mundo.

Museo del títere

Estas instalaciones, ubicadas en las Bóvedas de la Puertas de Tierra, se han adaptado a uso museístico con varias actuaciones como el tratamiento del espacio exterior, la recuperación y la puesta en valor de la antigua conexión del cuartel y glacis, tratamiento de los interiores y recuperación de los sistemas de ventilación originales.

En cuanto al exterior, el antiguo Patio de Tropa se concibe con este proyecto como una zona ajardinada de transición entre la ciudad y el museo dirigiendo al visitante hacia el interior a través de pequeñas zonas de representación de títeres.

 

Museo catedralicio de Cádiz

El Museo Catedralicio se ubica en lo que fue la antigua Casa de la Contaduría. Esta se encuentra asentada sobre la cávea del antiguo Teatro Romano de Cádiz. Se trata en realidad de un conjunto de edificios aglutinados en torno a la torre de la Catedral Vieja de Santa Cruz y que además de la Casa de la Contaduría incluye la Casa del Canónigo Termineli y el Patio Mudéjar o Casa del Deán.

Atravesando el patio de la Casa de Termineli se llega al Patio Mudéjar en el que destacan vestigios romanos y medievales. A través de este patio se accede a una serie de salas que acogen tablas, pinturas, marfiles y esculturas de gran valor, así como las custodias, cálices y otras importantes obras de orfebrería y platería en su mayor parte pertenecientes a los siglos XVII y XVIII.

Museo catedralicio de Cádiz

En él se exponen los ornamentos y objetos de culto de la Catedral, así como pinturas y esculturas.

Destaca de su tesoro, en el Museo Catedralicio de Cádiz, el tercero más rico de España; la Custodia del Millón, llamada así por la cantidad de piedras preciosas que la decoran.

 

Oratorio de la Santa Cueva

Contiguo a la parroquia del Rosario se levanta el Oratorio de la Santa Cueva, que perteneció a la Congregación del Retiro Espiritual, surgida en Cádiz hacia 1730.

Está formado por dos capillas: la baja o de la Pasión y la alta dedicada al Santísimo Sacramento. Se construyó a expensas del venerable sacerdote Don José Sáenz de Santamaría, marqués de Valdeiñigo.

Santa cueva de Cádiz

El monumento está considerado como uno de los grandes monumentos del arte español y la joya del neoclásico gaditano. En su construcción participaron los arquitectos Cayén y su discípulo Benjumeda. Para la decoración se contó con los pintores Zacarías González Velázquez, Antonio Camarón, Antonio Cavallini y Franz Riedmayer, pero sobre todo destacan las pinturas de Francisco de Goya.

También se pueden contemplar esculturas talladas por maestros como Gandulfo, Vaccaro y José González “el granadino”. Como cúlmen, el célebre compositor austríaco Joseph Haydn escribió para este oratorio su obra “Las Siete Últimas Palabras de Nuestro Redentor en la Cruz”, que él mismo consideró como su partitura más lograda. El Ministerio de Cultura lo declaró monumento histórico-artístico de carácter nacional en 1981.

 

Fuente y más información en la web de Museos de Andalucía, Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico, Ayuntamiento de Cádiz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *