Visita guiada de Cicerones por Cádiz en Semana Santa

visita-guiada-por-cadiz-semana-santa

Cuando visitas Cádiz por vez primera, literalmente no sabes por dónde empezara a disfrutarla. Para turismo de descanso, para el ocio, o para la cultura, las propuestas se amontonan y llegan a abrumar. Una visita guiada de Cicerones por Cádiz, sirve para que te despreocupes de organizar tus excursiones por la ciudad y el entorno. Sólo tienes que indicar qué te gustaría conocer, o dejar que te asesoremos.

Conocida ya en 1100 a.C. como un importante comercio fenicio con el nombre de Gadir. Cartagineses, romanos, árabes, cristianos y el canal de comunicación con América: el contacto con múltiples culturas aporta a la ciudad tres veces milenaria un marcado interés cultural.

Cádiz es reconocida como la ciudad, aún habitada, más antigua de Europa. Tanto bagaje imposibilita que, en un día o unas pocas horas, realices una visita en condiciones con todo lo que hay para ver: La Caleta, las playas, la Catedral, los Castillos y los museos.

Las visitas guiadas de Cicerones pueden realizarse con guías que dominan diferentes idiomas y la lengua de signos. Podemos configurar tu viaje al completo, o adaptarlo a un área de interés que te guste (monumentos, historia, tapeo, playas, etc.).

Visita guiada de Cicerones por Cádiz y alrededores

Cádiz se yergue sobre un promontorio rocoso que se extiende entre el golfo homónimo y el océano Atlántico, conectado al continente por un estrecho istmo de unos 10 km de largo. Cádiz y sus alrededores tienen un encanto insuperable. Se compara a Cádiz con una cimitarra inclinada sobre la bahía.

Las playas están a las puertas de la ciudad, que bulle de vida durante sus numerosos festivales religiosos y civiles, el más famoso de los cuales es el carnaval de febrero.

La visita de la ciudad puede comenzar con un agradable paseo por los bastiones del siglo XVII, a unos 5 km, que lo rodean por completo, protegiéndolo del embate de las olas. La Avenida es el paseo del puerto que desemboca en la Plaza de España, coronada por el monumento dedicado a las Cortes de Cádiz y la primera Constitución que aprobaron en pleno asedio de los franceses: la Pepa de 1812.

Una de las primeras impresiones es la intensidad de la luz de Andalucía, que se potencia con el blanco de las casas y la belleza de los palacios barrocos. En verano, los centros de vida nocturna giran en torno a los chiringuitos (bares de playa) que bordean la Playa de la Victoria. Puedes conocer el Barrio de la Viña, el antiguo barrio de pescadores, y puedes probar algunas tapas en uno de los muchos bares de unas calles que conducen a iglesias y plazas antiguas.