Una fiesta de miedo: visitar Cádiz en Halloween

visitar cadiz en halloween

¿Cómo iban a dejar pasar los gaditanos una celebración? Visitar Cádiz en Halloween te permitirá disfrutar de ese particular mestizaje entre lo anglosajón y lo gaditano.

Los orígenes de la celebración de Halloween

La celebración de Halloween tiene orígenes paganos enraizados con la civilización celta. Los pueblos celtas que habitaban Gran Bretaña, Irlanda y Francia celebraron el Año Nuevo el 1 de noviembre.

La noche entre el 31 de octubre y el 1 de noviembre era el momento más solemne del año druídico: la noche de Samhain. Los celtas creían que, esa noche, el Señor de la Muerte convocaba a los espíritus de los muertos y permitía que el mundo espiritual confluyera con el de los vivos.

En el mundo católico anglosajón, la celebración comienza el atardecer del 31 de octubre. La víspera del Día de Todos los Santos todos los santos: “All Hallows’ Eve Day”, se contrajo en “Hallows’Even”, luego a “Hallow-e’en”, y finalmente: “Halloween”.

De Irlanda a Estados Unidos y de vuelta a Europa

A mediados del siglo XIX, Irlanda sufrió una hambruna que propició una inmigración masiva a los Estados Unidos, donde crearon una comunidad que conservó las tradiciones, como la celebración de Todos los Santos, ya integrada en el catolicismo. Pronto, esta costumbre se extendió por todo el pueblo estadounidense, convirtiéndose una festividad nacional.

Halloween ha perdido su significado religioso, y se ha convertido en una oportunidad para divertirse y organizar fiestas de disfraces y otras celebraciones, como el “truco o trato”. Cada 31 de octubre, millones de niños estadounidenses disfrazados salen de casa en busca de su botín de golosinas. Según la tradición, los niños se disfrazan para hacerse pasar por espíritus, peregrinan por las casas y reciben dulces a cambio de su “benevolencia”.

En la actualidad proliferan las máscaras, la ropa y los disfraces modernos que tienen poco que ver con la tradición de Halloween, especialmente los atuendos sexy que usan los jóvenes. Gracias al cine y la televisión, se exportaron las fiestas de Halloween por todo el mundo, incluso las áreas de Europa donde no existía la tradición.

Origen del símbolo de la calabaza: ¿Quién es Jack O’Lantern?

Este objeto se hereda del folklore irlandés y se origina en la leyenda de Stingy Jack: un tipejo borrachín, vago y apostador. A su muerte, Jack acabó vagando por el limbo, e iluminaba la oscuridad con una brasa que le regaló el diablo. Para conservarla mejor, la introdujo en un nabo previamente vaciado. Por ello, Jack recibió el apodo de Jack O’Lantern (linterna).

En Halloween se usa una calabaza, porque los irlandeses emigrados a Estados Unidos no disponían de nabos, pero encontraron calabazas, que además eran mucho más grandes. Las calabazas iluminan las entradas del hogar por la tradición según la cual, durante la noche de Halloween, alejan de las casas a los espíritus de los muertos que, como Jack, buscan su hogar.

Celebración de Halloween en Cádiz

En 2018, el primero de noviembre es jueves, por lo que se avecina un largo puente en el que disfrutar de las dos vertientes de la celebración de Todos los Santos, la española, y la importada. Visitar Cádiz en Halloween te permitirá conocer ambas facetas, reinventadas por el ingenio gaditano.

Entre las recreaciones de la fiesta anglosajona, se organizan eventos por toda la ciudad para niños y grandes: pasajes del terror, cuentacuentos y otras sorpresas terroríficas que deparan las diferentes asociaciones de vecinos.

Dentro de las celebraciones tradicionales, destaca “Tosantos”, un evento donde se mezcla gastronomía y fiesta. No te pierdas la decoración de los puestos de los mercados de Virgen del Rosario y Central.